Relato: El llamador de ángeles

María abrió el último cajón de la cómoda de la habitación de sus padres que le quedaba por revisar. Dentro había una caja metálica de esas antiguas que a ella tanto le gustaban que hacía las veces de joyero. La abrió y en su interior encontró un sobre envejecido por el paso del tiempo y una bolsita de raso. Sacó la cuartilla y reconoció la letra de su madre. Una lágrima empezó a deslizarse por su mejilla y leyó despacio:

Querida María:

Cuando leas esta carta será que ya no estoy a tu lado. No llores. Espera…no llores quiero contarte algo. Hace muchos años cuando tu abuela enfermó y yo estaba en el hospital cuidandola y acompañandola, yo estaba a punto de partir para un viaje de 10 días. 

Fue duro dejar a mi madre sin saber si cuando volviera ella iba a estar esperándome…Horas antes de partir alguien muy querido para mi me regaló en el hospital esto que llaman “llamador de ángeles”. Hasta ese momento yo no sabía la historia que le atribuían….pero para mi, tuvo su historia especial. Primero te contaré la que todos conocen

llamador

Cuenta la leyenda que unos duendecillos  buenos tuvieron que huir de un bosque donde les acechaban peligros. Estos duendes…tenían “entre su grupo de amistades” a unos ángeles los cuales tuvieron el detalle de obsequiarles con un colgante con una bola que tenía dentro unas pequeñas campanillas que le hacían sonar.

Los ángeles les dijeron que cuando se sintieran en peligro o desprotegidos, agitaran la bola y al oír las campanillas ellos acudirían en su ayuda.

Eso sí, les advirtieron que el llamador de ángeles era de uso propio y personal y nunca se debía prestar porque entonces la magia desapareceria. Los duendecillos  llamaron a esta bola “llamadores de Ángeles”. ”

Y esta es la historia. Pero yo viví una especial. Salí rumbo a ese viaje con un llamador de ángeles colgando de mi cuello. No me lo quité durante los 10 días que allí estuve…¿por qué?

Te dije que estaba en el hospital cuando me lo regalaron. En esos momentos tu abuela no sabíamos bien si nos oía o no…pero cuando vió el llamador….ay, tendrías que haber visto sus ojos…Su mano izquierda lo agarró y no lo soltó durante las horas que estuve allí con ella. Lo movía, lo deslizaba entre sus finos dedos…No parecía mostrar más atención que la de jugar con la extraña bola entre sus dedos.

Ese llamador es este que hoy te llega. El tiempo y las circunstancias hizo que siempre estuviera en esta bolsita de raso en este cajon del joyero…hoy adjunto la carta para que la recibas cuando lo abras porque yo ya no estaré.

Nunca fue de plata y nunca decidí bañarlo en ella para que fuera más hermoso y poder lucirlo…ella lo tocó así, lo mantuvo entre sus dedos así…y así te llega.

Un beso mi amor.

DSCI1090

María volcó en su mano el contenido de la bolsita de raso y sobre su palma rodó el descolorido “llamador de ángeles”….y a partir de ese día hizo de él su joya más preciada…

FIN

  1. Quería saber llamado ángel
    Me protege a mi a tenerlo puesto me haria daño un espíritu me gustaria alguien me diera información sobre todo saber compra alguien especial gracia por todo

    Me gusta

  2. Acabo de comprar uno de la marca Alemana Engesrufer. Están hechos a mano y las bolas del interior son intercambiables. Tienen diferentes colores y melodias (cada una con un significado) son más caros que los normales, pero son preciosos, lo he combinado con un colgante de ala que tienen y combina genial. Yo lo encontré por internet en http://llamadoresengelsrufer.es/ pero también los he visto a la venta en varias joyerías.

    Me gusta

  3. Hola, yo llevo un llamador de Angel hace años, donde lo compre me dijo que le pediría deseos, así lo he echo hasta ahora. Hoy me he dado cuenta que la bolita de dentro se ha perdido , ayer curiosamente se lo enseñe a una amiga y me lo toco, nunca dejo que lo hagan….pero fue así. Podrías decirme porque se ha perdido?. Gracias.

    Me gusta

  4. una pregunta me regalaron un llamador de angeles pero es el de mi novio y me dijo que solo lo utilice cuando me sienta triste y que su angel ira a cuidarme, yo pienso cuidarlo mucho y solo utilizarlo cuando de verdad lo necesite pero tengo dudas, leo que no me lo pueden prestar y yo entonces pues se lo regreso o como ?

    Me gusta

  5. El valor de una joya –y tu madre lo sabía– está en quién la ha llevado encima, o en este caso quien la ha tocado: no me extraña que sea tu bien más preciado, porque fue de tu abuela y de tu madre, hoy ausentes.

    Una joya de relato. Gracias.

    Un saludo de tarde dominical.

    Me gusta

  6. No he podio dejar de clikar en esta historia tan especial para tí…además su título, me ha llamado la atención y me he permitido pasar a leer 🙂 Y sencillamente me he quedado sin palabras. Ese llamador de ángeles es como un amuleto, y a la vez un sagrado recuerdo con mucho valor sentimental…de esos que los agarras en los peores momentos para llenarte de fe…
    Yo también desconocía la historia de los duendecillos.
    Besos dorados para ti.

    Me gusta

  7. Winnie, qué bonito. Yo tengo colgado un llamador de ángeles y lo hago sonar continuamente. Estoy encantada. Es cierto. Tiene magia. Y me gusta creer que los ángeles me están protegiendo, a mi, y a los que les hago sonarlo.
    Un beso. te quiero.
    Te iba a decir que si quieres te lo presto, pero como es personal e instranferibleeeeeeee…………

    Me gusta

  8. hola
    me a gustado mucho tu relato ^^
    una histiria muy bonita la verdad esk acabo de comprarme uno ace nada 30 mibutos k me a iznotizado
    el mio no es de plata ^^ me gusta mucho el sonido k tiene en el papelito viene una especie de poema dirigido al k lo tiene y dice asi:

    MENSAJE

    Si supieras como tu rostro
    se altera, cuando en la mirada
    calma y pura que te une a mi,
    te pierdes de pronto
    y te apartas de mi
    como un paisaje luminoso que se oscurece,
    eso me excluye de ti.
    Entonces, espero. En silencio, espero
    largo rato a veces.
    Si fuera humano,como tu,
    mi amor despreciado se haria mortal pena.
    Pero una paciencia infinita me ha dado
    el Padre e inquebrantablemente
    te espero, cuando quieras venir.
    Y este ligero reproche, comprendelo,
    no es un reproche
    sino un discreto mensaje

    y otro k pone:
    A MI ANGEL DE LA GUARDA

    Glorioso guardian de mi alma,
    tu que brillas en el hermoso cielo
    como una dulcey pura llama
    desciendes para mi a la tierra
    e iluminanadome con esplendor
    de luz de paz, Angél Hermoso….

    Me gusta

Puedes comentar....te leo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s