Una frágil flor

Mi madre amaba las flores y las plantas…he hablado en varias ocasiones de esas dos terrazas llenas de verde y color en la casa familiar….¡mira que le daban trabajo!

Hace pocos años viajé a Praga….y allí adquirí para ella esta flor de cristal que allá me pareció típica y  maravillosa…..y se la regalé. Con los días viéndola en su casa pensé: ¡Ay cuánto  me equivoqué quien AMA la vida no se le puede pedir que se emocione ante una flor de cristal por muy de Bohemia que sea.

En cualquier caso…ahora ocupa un lugar en mi casa…Y hoy la miro…y luego miro la ponsetia y la planta que heredé de casa de mi madre y pienso…….”Hay que saber ver la belleza…..independientemente del material que esté hecha!.”

  1. Tienes razón, hay que apreciar esa belleza. Además, si te pareció bonita a tí en un comienzo y a tu madre, pues mira, ahí esta. Cuidala (que no se te rompa), porque puede durar toda la vida.

    besitos!

    Me gusta

Puedes comentar....te leo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s