Un relato:Habitación 404 (final)

Habitación 404 (1ª parte)

“María se sentó en la roca. Ella había soñado con que él fuera a su encuentro muchas veces en esos 2 meses. Se había imaginado el reencuentro, ahí mismo en la playa donde desde hacía 10 años celebraban que estaban juntos.

María se llevó la mano al vientre…y se acarició. Al menos, pensó, no estaría sola…embarazada1

Le vió acercarse por la arena. Se había remangado los pantalones y llevaba pantalon beige y esa camiseta roja que ella le regalara. María pensó que estaba más delgado, quizás esos dos meses para él tampoco habían sido nada fáciles.

– María

Ella se quedó en silencio

– María me asusté…lo siento no debí actuar así.

Ella continuó en silencio.

– Necesitaba pensar…sí ya sé que fue egoista pero….lo necesitaba. Pero ya no pasará más. María te lo prometo…mírame.

María giró su rostro cubierto de lágrimas….y mirándole a los ojos le preguntó…

– ¿y cómo sé que no lo harás más? Yo también estoy asustada. Estábamos muy cómodos así…pero ahora

– Porque te lo estoy prometiendo María. Porque ….porque sin ti la casa está vacía….porque quiero llenarla de nuevo de tus risas…

– Y de su llanto se aventuró a decir ella..

– Sí, claro y de su llanto…Hay algo que no has visto. ¿Me acompañas? y mientras le tendía la mano para que se incorporara le secó con la otra mano las lágrimas….

Ella se dejó llevar. Fueron despacio caminando por la playa, como habían hecho desde hacía más de 9 años….

Al  llegar al hotel María vió en la recepción a German…tenía una sonrisa de oreja a oreja. Subieron en el ascensor.

Cuando entraron en la habitación, él la llevó hasta dentro…encima de la cama había un gran oso de peluche….oso

María le miro a la cara y vió en él todo el amor que siempre le brindaba…y sonriendo le dijo…

– pues querido…van a hacer falta dos….

Y él, para alegría de María, soltó una sonora carcajada……”

FIN

  1. Bueno, al final lo arregló… Es verdad que no se portó muy bien y que se acojonó. Esperemos que los gemelitos no vengan con un trauma en forma de lunar del disgusto que le dio a la buena de María, es que los hombres que pocos sensibles somos, jajaa.

    Bezos, cari.

    Me gusta

  2. Me he leído de golpe todo tu relato y bueno, cuando acabas la primera parte da lugar a imaginar que la ha abandonado alguien por que haya muerto, pero luego lees la segunda parte y ya te das cuenta que no era por eso, pero que el amor vuelve, se unen y se incorporan gemelos. Precioso relato, no sabía yo esta faceta tuya. Sigue, no lo dejes.Besos.

    Me gusta

Puedes comentar....te leo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s