La actriz más “delicada”

Este verano por eso de un poco de cine familiar he visto de nuevo dos películas que me  confirman (como cada vez que las veo) el gran magnetismo de la que fue en mi opinión una de las actrices más DIVINAS del cine americano…..Audrey Hepburn (que curiosamente nació en Bélgica).

Las dos peliculas fueron Desayuno con diamantes (1961) y My fair lady (1964). En ambas interpreta a mujeres con ese glamour que es de todo menos el típico de Hollywood. Es fina, casi etérea, poseedora de una personalidad que atrae fuertemente a los “caballeros”……

Debo reconocer un secreto…..siempre he querido ser un poco esa Eliza Doolittle que en My fair lady pasa de ser florista a gran dama….o la Holly de Desayuno con diamantes que acaba empapada bajo la lluvia con gato y el hombre al que ama….

Una, que nunca para de soñar….

  1. Ains madre…la que he armado..¿donde está mi comentario? mmm…

    Bueno, lo mismo es que no ha llegado…te lo escribo de nuevo 😉
    Te decía que para mí, además de ser una mujer dulce, fresca, natural…sobre todo me gustaba por ser tan humanitaria con los niños. Para ella, su puesta en escena estaba en segundo plano, porque le era mucho mas importante su vida personal, su amor, su paz, los niños…y encontrar un hombre que realmente la amara.
    Cómo no recordar esta peli…esas escenas buscando a “Gato” bajo la lluvia, esa discusión en el taxi…hice una entrada de esta peli hace un tiempo…
    Y una de las últimas ha sido “Vacaciones en Roma” también muy entretenida y con un gran mensaje y es que el amor verdadero no entiende de clases sociales…

    Le doy, a ver si ahora te llega jejej 😉

    Me gusta

  2. yo me atrevería a decir que desayuno es una de mis favoritas, my fair, no la he visto, pero la veré después de tu recomendación. Ella me gusta un montón!! Es dulce, guapa tierna…no sé, es, como dices una grande.
    Besos americanos
    (por cierto, pásate si quieres por paravicino.wordpress.com)

    Me gusta

  3. …vi la película hace unos meses…Lo del gato fue genial, momentos antes creo que lo habían dejado abandonado en un callejón, ella le comentaba a él que no sería capaz de amarle, que aún pretendía ser la mujer de algún ricachón de esos que había tanteado durante la película. Al final “Holly” permite que la puerta del amor (la del pan y cebolla) se abra en par, y olvida los pajaritos que tanto le tentaban, todo el surrealismo que había protagonizado, era una farsa, supongo que tenía miedo a decir que SÍ… Acude a él, llueven “cantaros” en Nueva York y el lindo gatito anda perdido por allí, el desespero por encontrarlo me hizo pensar que si no lo hallara, la suerte de su reconocimiento de Amor estaba perdido. Personalmente no me gustan los gatos Winniecero, pero supongo que el frágil y bello aspecto de la encantadora Audrey me hicieron ver con simpatía a ese felino…

    Me gusta

  4. Es curioso cuando nos damos cuenta que somos MUCHOS los que pensamo parecido sino igual de alguien….entonces eso dice mucho, seguro, de esa persona. En este caso nuestra Audrey se lleva el 10 ¿no? Besos a todos

    Me gusta

Puedes comentar....te leo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s