Un gran sábado por delante

Mañana hay un evento familiar de los gordos. Mi sobrina pequeña y ahijada hace su primera comunión.

Uy! Mi primera comunión fue un 6 de mayo de 1975….y la celebración fue una chocolatada que preparó mamá en casa y la peli de las aventuras de Simbad que papá aportaba en el Super8…….¡Cómo cambian las cosas y nuestros valores!

Me gusta saber que los  padres y los propios niños son “serios” en lo que creen. En este caso, sé de buena tinta que no es sólo una fiesta para que el niño/a se lleve regalos y justificación para una comilona…No. Aquí hay más sentimiento. Mucho más.

Juntarse la familia por un motivo alegre siempre es una alegría, pero si además es “mi bonita niña de 9 añitos casi 10”  la celebrante…..todo se vuelve mucho más de color de rosa y de Hello Kitti de lo dulce que es esta cria.

A mi lo único que me importa de ese gran día, es que para esa pequeña…sea inolvidable. En ello pondremos todo nuestro empeño y llenaremos la parte ceremonial con su justa seriedad y la celebración desbordante de alegría.

Puedes comentar....te leo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s