Helada

Iba por el camino paralelo a los puentes. Despacio y con mi mirada sólo intentaba concentrarme en cada uno de mis pasos y en las puntas de los botines cada vez que daba uno.

Habia perdido la noción del tiempo y cuando levanté la vista me dí cuenta que había anochecido.

Fue cuando me pareció que todo aquel con el que me cruzaba, me miraba.

Pobres, alucinados sin entender que a pesar de los dos grados de temperatura que hacía de invierno en primavera, yo había decidido salir con mi short vaquero y una camiseta de tirantes confiando en que después de horas de frío helador, mi cuerpo caería enfermo a la misma temperatura que los cero grados de mi corazón.

Este, se habia quedado ya sin sentir, decepcionado hasta helarse. Ya solo quedaba que con algo de suerte la pulmonia o neumonia que pillase, me ayudara a olvidar entre toses, fiebre y mocos…. todo ese dolor del corazón insoportable.

FIN

(5 abril 2019 20.00 hs)

Puedes comentar....te leo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s