Necesito ayuda urgente

Mi pequeña Yuna necesita un hogar.

Raza común europea. Nacida en Paris y abandonada en el verano 2016 en la gatera de Madrid. Su libreta dice que nació el 26 junio 2012. Yo no puedo estar con ella. Necesita quien no llore en casa en silencio… Necesita que sólo se la alimente con latas de comida húmeda ZD Prescription Diet Veterinary y pienso ZD porque está comprobado con dieta de exclusión que tiene intolerancia alimentaria. La proteína no le hace bien a su cuerpo de 4 kilos 300.

Es preciosa y sobre todo es como una perrita faldera disfrazada de gatita de tres colores (naranja,negro y blanco) que sólo quiere si está despierta estar donde tú estés y jugar y si duerme pero tú estás en la casa también cerca de donde estés.

En verdad no hay mucho más que decir. La voy a devolver al sitio donde la adopté.

NO DEJEIS QUE SE MUERA DE PENA… como yo.

Helada

Iba por el camino paralelo a los puentes. Despacio y con mi mirada sólo intentaba concentrarme en cada uno de mis pasos y en las puntas de los botines cada vez que daba uno.

Habia perdido la noción del tiempo y cuando levanté la vista me dí cuenta que había anochecido.

Fue cuando me pareció que todo aquel con el que me cruzaba, me miraba.

Pobres, alucinados sin entender que a pesar de los dos grados de temperatura que hacía de invierno en primavera, yo había decidido salir con mi short vaquero y una camiseta de tirantes confiando en que después de horas de frío helador, mi cuerpo caería enfermo a la misma temperatura que los cero grados de mi corazón.

Este, se habia quedado ya sin sentir, decepcionado hasta helarse. Ya solo quedaba que con algo de suerte la pulmonia o neumonia que pillase, me ayudara a olvidar entre toses, fiebre y mocos…. todo ese dolor del corazón insoportable.

FIN

(5 abril 2019 20.00 hs)

Cuando el dolor se vuelve depresión (2)

Pero hay algo mucho más complicado que hacerte entender y desear que el mundo que te rodea admita que no todas las enfermedades se ven físicamente o requieren una escayola o cirugía.

No.

Lo difícil es tú mismo aprender a conocer y manejar los altibajos de tu mente y de tu corazón. Aprender a gestionarlos y sólo si puedes… intentar verlo venir. No cargar la mochila como he oído muchas veces a quienes sí saben de qué va esto, hasta que hincas rodilla en tierra y ya estás mal.

Creo que a veces eso dependerá mucho de a que edad te sorprende esto. Lo que yo llamo la “tristeza del alma”. O para otros son los bajones y las subidas o el que no ves salida y todo parece negro y debieras de ser consciente que eso no es muy real y puedes, puedes luchar y a veces hasta ganar.

Hay que evitar mucho, porque el rescoldo de sensibilidades, suspicacias e inseguridades o miedos siempre está en peligro por una brizna prendida, por pequeña que sea que pueda avivar el fuego. Porque el rescoldo, y hablo por mi, si se aviva (aunque sea por un agente externo como ha pasado y eso es lo que me tumba, que además de perro… apaleado) como ha pasado me está costando sudor y lágrimas, pérdidas y demasiada soledad calmarlo.

Buscar un poco de justicia, sí, quizás poética y sólo de palabra, me ha llevado a descubrir que no todo aquel que dice que “te quiere” lo hace y que quizás no siempre yo pueda ser “el junco que se dobla pero siempre sigue en pie”.

RESISTIRÉ mi canción, lleva más de un año sin serlo. No todo les vale a los demás, ya he aprendido que no, pero es que a mi tampoco me vale todo por lo que parece debo comulgar para volver a retomar una vida que a nadie importa si para mi, ya no es una vida en la que creer.

NO quería perder la ilusión de seguir… pero ya cuesta.

20180922_170421

Yuna, mi peludita, una gata tricolor,  una excusa que no debiera serlo, para seguir… viviendo.

Cuando el dolor se vuelve depresión (1)

A veces no sabes cómo tomar el camino, el mejor camino sin buscar conflictos ni pretender sentar cátedra para explicar los sentimientos que te desbordan.

Desde muy joven (y se tardó años en concretar y encontrar la ayuda y la medicación más acertada) situaciones que aparecían en mi vida de adolescente, las gestionaba y vivía mal. Muchos altibajos. Luego simplemente aprendí que “mi insulina en concreto para mi diabetes emocional” (es una comparación muy básica) era la paroxetina químicamente hablando y mi terapeuta re-conductora de mis bajadas y subidas. Yo la llamaba la doctora de mi alma.

Aprendí que mi depresión, y los bajones existenciales y el carácter complicado intimista, visceral, apasionado… iban a necesitar ayuda, un diagnóstico acertado y profesionales y seres queridos para encauzarlos. Mal genérico: Depresión.

Matiz: he aprendido a los 52 años y soltera en mi vida y con una gata de inquilina en  mi casa y mi corazón, que sólo tus padres (y eso los que tuvimos padres ejemplares) dan la vida por sacarte o darte las cuerdas para salir de las profundidades. No puedo saber si la pareja o los hijos lo hacen, pues no los tengo. Quizás por esta soledad es por lo que se agrava más el sentimiento de “¿nadie puede luchar para ayudarme a salir como si le fuera la vida en ello?

Ayer leí como una medallista española (pincha si quieres leerlo AQUI) se retiraba (y rezo y deseo que sólo sea temporal) reconociendo públicamente que estaba enferma. Ella quería poder expresar que su enfermedad, DEPRESIÓN, es tan real como el brazo fracturado o el tumor instalado dentro de un cuerpo. Pero la depresión tiene algo muy malo y es “que se la vendes peor” al de tu lado, a tus jefes, a tus amigos y malamente a tus seres más queridos porque quieren poder estar, o entender o ayudar en un terreno que es muy resbaladizo. Y digo vender, porque parece que quieres hacerles comulgar con  algo que “a todos nos pasa” y no nos quejamos tanto… Espero que quien lea ésto, esté entendiendo lo que digo.

Que aparezca por un motivo u otro (del exterior, endógeno en uno mismo, por una carencia química,  por un duelo….) y en una edad u otra,  ni la hace menos importante ni sobre todo suaviza lo que se siente por dentro.

Estás en caída libre. No sabes si es justo o no lo que te ha sucedido o lo que sientes, pero ya no sabes si has tocado fondo y toca subir, si aún puede algo hacerte sufrir más  o si sientes que debes quedarte en lo profundo de ti mismo.

La depresión no entiende de edades ni de posición económica. Eso sí. Estás jodido si cuando tú no ves luz, el de tu lado no entiende y hasta le cabrea no sólo que no veas luz porque para él está clara la salida, sino que además cree que debes salir de TU ENFERMEDAD, de TU DOLOR a su manera.

No. Lo que necesitas al  lado es quien te diga:

  • sé que lo estás pasando mal, pero sigue y sigue.Hay quien se reinventa a lo largo de su vida varias vece por esto. Es jodido,  pero nadie dijo que la vida fuera justa. En lo que pueda y con tus tiempos, estaré a tu lado. Pero estaré…

(Continúa mañana)

 

 

Un recuerdo olvidado…

Me paro en mi paseo y me siento. En este banco mismo. Tengo que escribir

Al bajar la basura y estirar las piernas dando una vuelta a la urbanizacion…he descubierto una agencia de viajes de nombre antiquisimo… y tú, recuerdo precioso y olvidado, has vuelto a mi mente.

Yo creo que era el año 90. Porque ella, mi hermana inmediata mayor debía de cumplir una cifra redonda (25 años) y ese año… era especial. Desde niñas coleccionábamos adhesivos/pegatinas. De todo tipo. Todo valía. Las estoy viendo en mi cabeza partidos politicos de antaño UCD, AP, IU , los neumáticos, marcas de gasolina, empresas eléctricas, agencias de viajes… años 70 y 80 en adhesivos de todos los tamaños, marcas, anuncios y colores.

Supongo que ella tenía razon cuando afirmaba que era más suya que mía la colección. Ella había sido más constante y “buscadora” que esta servidora.

Así que eres mi recuerdo increible y emocionado de hoy. El año 1990 decidí montar las casi 300 pegatinas en album de fotos de los de toda la vida. Sí, esos que ya nadie usa ni tiene en su estanteria si no son “albúmes digitales”. Los saqué a escondidas de la cajonera de la habitacion que de niñas ocupamos juntas y HOY he recordado cuando se lo entregué en una Terraza de Madrid.

Estaba presente un amigo común (que no entendió la emoción de mi hermana al ver el albúm y cada hoja de este, con un tetris de pegatinas por doquier).

Y como si fuera ayer he recordado cómo no me importó ni entonces ni ahora desprenderme de “mi parte”. Lo tenían las mejores manos. Lo tenía “la mejor”.

Quizá asoma una lagrima ahora, 28 años después.. pues no sé si algún día volveré a tener ese albúm cerca. Pero GRACIAS recuerdo por venirme. Te había olvidado.

Winnie0.

Sin título

Hay un momento, cuando una se da cuenta que no cuenta…que es jodido! Muy muy jodido… y que no te pille solo…

Lo doloroso es que luego la gente se sorprende que alguien se pase dias muerto en su casa. ¡aquí huele a muerto!….noooooo venia oliendo a soledad ya de antesssssss.

Eso si el testamento lo hizo y no lo deshizo…eso importa. A nadie le amarga un dulce!!!

Que la vida le ha estafado. Que es un THP F60.4…nada grave pero sí olvidable cuando interesa.

Cuando se prefiere tener algo fisico visible y no hace falta explicar el por qué.

Y que también la estafa quien se cabrea con ella como si ella hubiera elegido librar semejante batalla…para….ademas….perderla.

Que es huérfana y que ha pasado de los 50 sin formar su propia familia… y soñando con encontrar quien la quisiera como su padre a su madre. Lo unico verdadero en toda esta estafa junto a “LAS doctoras del alma” y a la Friend” americana.

Que estuvo desde niña hasta los 17 demasiado ocupada luchando por no ser la mas gordita en el colegio (y foca en casa) pero sí taparlo siendo la más colaboradora y siempre amiga entregada.

Y desde los 18 se le fueron los 34 años siguientes pasándolas canutas aprendiendo a vivir. Manda huevos! Qué cabreada que tengo.

Educando su cabeza y su THP F60.4 alternándolo con las bodas de sus veintiocho mil hermanos, taitantos mil nacimientos y cuidados de sobrinos…. mientras se lo ponia muy dificil a unos padres que siempre lucharon por, para y con ella. Ellos…

Acabó siendo todo lo nada

que siempre intentó no ser.

SE pierde padre y madre y eres huérfano…. ¿qué eres cuando te das cuenta que no importas para los tuyos si estás hecho una piltrafa?

Qué mal has debido vivir o ¡vaya gol te ha marcado la vida!

Una apuesta… va todo al ganador…

I dont want a talk.

La mejoría

Se  ausentó durante días de toda distracción de fuera. Lo único que le sostenía en pie era dar las atenciones vitales necesarias a su compañera de cuatro patas. Y se obligaba a ello. Se obligaba.

Intentaba que el amor que ella le daba, pese a estar un poco enferma, le diera los motivos para seguir como antaño. Seguir, que  no es sólo ESTAR, a pesar de la tristeza y desilusión / el enfado y la flojera,  seguir viviendo. Se esforzaba. Lo hizo. NI la peludita lo dudaba. Los primeros días, y antes fueron los primeros meses… luego fueron años. Ahora miraba el sol por la balconada y a los que paseaban por la calle peatonal.

La luna quiso esos días estar blanca, redonda y pletórica… y ella al verla sólo quería llorar, llorar porque hasta hace unos meses, aún el amanecer de un nuevo día esperanzador y la luna de cada noche eran un  motivo para aguantar la humedad de la almohada mojada por las lágrimas de su soledad.

Luego sólo lo fue la luna.  Era su motivo para llegar a coger a la noche y coger el sueño. Perder los pensamientos activos, tan vivos durante 24 horas y sus 60 minutos cada una de ellas y dejar llegar a las pesadillas.

Luego sólo fue atender a la gatita y que no se le traspasara su pena.

Ya no. Ya sabía que los días engañados en buscar traslados, nuevos aires y esperanzas en su nueva vida, eran como la llamada “mejoría” que le llega al que se había acercado, con el riesgo de su vida al acantilado, en el que si tienes la mala suerte de asomar un día de viento, casi cabreado, nada iba a impedir que cayeras en picado.

20180627_225100

Los orígenes son importantes: Winnie0

Los orígenes son importantes.. Hoy creo que vale la pena recordarlo.

La administradora y autora de este espacio, winnie0  desde hace once años en la mágica blogosfera, no nace con un blog.  No.

Nací comentarista y el nombre de Winnie0, sin tener nada en contra del osito naranja, no es por él. A finales de los 80 y primeros de los 90, había una serie deliciosa de  moda titulada  “Aquellos maravillosos años”, la novia del niño protagonista Kevin, era Winnie.  El  0 de cierre es un problema que aparece a veces al darse de alta, sin numero no me dejaba ser Winnie.

Un amigo mío abrió un blog y yo le seguía. Además me gustaba comentar en los que iban apareciendo por contactos y comentarios. En aquel 2008 (en el que me convertí huérfana del todo) todo hacía que yo necesitara expresarme (y no poco) y todos me fueron animando… a que crease mi propio blog. 

Yo cuando siento… siento. Y me gusta opinar y además, si alguien te regala con sus escritos, lágrimas o risas y sonrisas, reflexiones y hasta enseñanzas nuevas, siento que lo que me sale es decirlo. Es una forma de ser. Y es para bien o para mal la mía.

Las redes sociales (no las uso) han hecho del dar a “likes” y tener “followers /seguidores” casi un deporte nacional y de gran importancia competitivamente hablando.

Siempre en el aire queda una duda y es, si todo aquel que te sigue de inmediato, realmente te lee a menudo o te ha descubierto de sorpresa y ha decidido seguirte valorando varios de tus entradas, o simplemente, como se presupone que si alguien “te visita en tu casa” tú le correspondes con la visita, así aumentaran tus FANS.

A mi me apetecía contar que agradezco cada like, valoro mucho cada comentario y ni que decir cada seguimiento, pero que yo sé que cuando sigo un blog, cuando comento, es que me sale. Es que echando varios vistazos pienso….”no debo perderlode vista”.  No por nada este espacio se  llamará siempre: LO QUE SE VE ES LO QUE HAY

Ahí lo dejo.

Gracias a los que siguen por aquí después de años y a los que van apareciendo.En cualquier caso escribo por mi y por Yuna,  ahora co-autora de sentimientos y sin la que yo no escribiría porque, literalmente, no estaría aquí)

20190225_112556 (1)