Tic tac tic tac (si yo fuera mariposa)

Tenía colores preciosos que iban perdiendo su intensidad porque el cielo no dejaba de llorar…   

Tic tac tic tac tic tac

He leído algo acerca de las mariposas Monarca.  Primero me ha hecho recordar el inicio de Memorias de África:

  • ¿Habrá alguien algún día que cuente una historia sobre mi? 

Tic tac tic tac tic tac

Seguro que si fuera una mariposa Monarca, tendría asegurada una historia bonita al morirme. Una vida intensa, fructífera y hermosa para los que disfrutaron de mi en algún momento de mi vida.

Monarch_In_May

Imagen perteneciente a la wikipedia

Son para mirar y admirables para estudiar, porque la mariposa Monarca se caracteriza además de por “sus vistosos colores” por la trayectoria migratoria que hace de 4.200 km cruzando de EE.UU y Canadá huyendo a las cálidas temperaturas de México durante el invierno.

¿Cuántas y cuántas plantas del ecosistema en tantos kilómetros se pueden polinizar? ¿Cuántas miradas y sonrisas que sacar?

Tic tac tic tac tic tac

Allí en México hectáreas y hectáreas de bosques que se convierten casi en sus santuarios las cobijan. Admiradas por su viaje y por su llegada por los paseantes, lugareños y turistas. Su vistoso aleteo…

Ponen unos 400 huevos en las hojas del árbol del algodoncillo. Estos se alimentarían como orugas en menos de quince días, formando cada uno una crisálida preciosa, con su aspecto de saco en círculos de colores y en menos de otros 15 días se volverán transparentes y saldrán adultas como mariposas de lindos colores.

Tic tac tic tac tic tac

¿Cómo no quererla? ¿Quién no compondría un réquiem por ella o escribiría un poema alabando su vida de dedicación a repoblar y a vivir dando y creando vida?

Seguro, que alguien escribiría una historia buena de mi al  morir  si fuera una mariposa Monarca.

O no. Quizás, porque el cielo no deje de llorar y yo perdiera a la larga mis colores y mi vistosidad.

Tic tac tic tac tic tac

Relato:Sueño de domingo (audio)

(Aquí va el relato escrito. Si no te importa oírme son 6 minutos y medio)

 

Una mañana al sonar, parar el despertador tiré sin querer algo de la mesilla de noche. Eso sólo podía suceder si estaba fuera de su sitio la libreta en la que escribía po la noche lo que se me ocurría en sueños.

Desde hace 20 años tengo siempre una libreta con un boli en la mesita de noche. Hubo unos años que la reemplace por la grabadora del móvil, pero no era igual y volví a lo manual.

Me acostumbró a hacerlo una conocida muy querida que ahora está enferma. Alma era y es lo que en el siglo XXI se llamaría coach, entrenadora personal, templadora de personalidades potentes y pasionales como la mía. o propiamente dicho una psicóloga, o mi simplemente mi Dra. del Alma:

He leído lo escrito. Madrid río. Y releído.

Me he quedado igual. Sueño mucho y suelo recordarlo,  suelo hacerlo con el día a día   en tiempo presente, con algo que me ha pasado o preocupa. A veces sueños felices,  últimamente siempre se convierten en tristes pesadillas.

Lo escrito esa noche obvio que estaba en mi vida, pues vivo a escasos 50 metros. La obra faraónica de la M-30 de Madrid pasó con los años tener Madrid río. Zonas verdes, con juegos, pistas de patinaje tirolina para niños ,carril bici y todo en un tramo de unos seis u ocho kilómetros en las dos orillas del Manzanares.

Me preparé ese día mi café con leche mientras mi gata Yuna  maullaba pidiéndome como si no hubiera un mañana su desayuno.

Así durante esa mañana y los días siguientes pensé por qué habría escrito eso, pues siempre encuentro fácil la relación con algo que acabo de pensar al dormirme.

Alma. Solo sé que me dormí con los cascos haciendo la relajación que en una triste casete antigua y desgastada tengo grabada como un tesoro su voz haciendo durante 27 minutos una relajación. “Nos relajamos, estamos cómodas, empezamos sintiendo y centrándonos en los ojos. Los cerramos y apretamos fuerte….” . Así recordándola y así me dormí.

Ok. De acuerdo. ¿y?  ¿Alma? / ¿Madrid Río?

Claro. Había estado torpe yo que me las daba de experta atando cabos. ¡Cómo no lo había pensado! Su familia me dijo que dada la rápida evolución de la enfermedad era mejor no ir a verla.

No por mi. No por ella. Para los que como yo no sabemos, una afectación en el área de Broca del cerebro si produce una afasia del lenguaje…. no usas lenguaje para transmitir. Perdida de la capacidad de comunicarte, articular frases, palabras, escribir… utilizar el lenguaje. Transmitir. Cuando me enteré no quise saber mas. Alma tiene un año más que yo. Su profesión, su vida, orientar y escuchar, tomar notas y expresar con su lenguaje  para ayudar.

La vida le había regalado esa barbaridad a una de las personas mas generosas que he conocido.

Ella hace unos años me comentó que se había vuelto asidua de esa zona nueva de Madrid y que le gustaba como a mi, ir a observar a la gente. Reímos pensando si alguna vez nos encontraríamos.

———————————————

Su familia la ultima vez que pregunte cómo iba, solo me dijeron que le duro ver y sentir a gente y no poder comunicar. Seguía haciendo lo que más le gustaba y la enfermedad le dejaba. Pasear y observar…pero ya se escapaban cosas.

Es domingo. Llevo dos meses haciendo los 5 km de la vereda derecha del río y de la izquierda. Sólo paseo despacio y miro, como pájaro que busca presa y yo busco la melena en coleta siempre castaña clara de la Dra. Alma.

Será algún día. Aún no ha ocurrido. Pero rezo porque habrá algún día que la veré a lo lejos y sé, porque estoy preparada para ello, cómo será.

Yo la veré  y me acercaré despacio y de frente, para que me vayas viendo… para no asustarte y sé que mirándote a los ojos veré enseguida esa mirada que tengo clavada de  25 años de vida y sesiones. Esa mirada que sabía mi ánimo con verme, que desprendía dulzura y que me daba seguridad, que todo podría ir a mejor sólo con verla.

Por eso  sé que ella no lo pasará mal por el encuentro. No sufrirá por no poder expresar, porque yo seguiré avanzando a paso lento y seguro y se que en fondo de sus ojos estará ella, diciendo que sabe perfectamente quien soy aun cuando no lo pronuncié y así será y yo la  abrazaré.

FIN.

(Aunque con anterioridad había puesto relatos con audio, le debo las gracias a un blog recien descubierto por mi, que con un post me recordó la “magia de intentar CONTAR con tu propia voz). Gracias Juaco.

https://juacostringa.wordpress.com

.